¿Cómo seleccionar luminarias LED por primera vez?

Al seleccionar luminarias LED para nuevos proyectos o remodelar nuestros espacios, nos enfocamos en elegir un modelo de iluminación funcional que nos permita obtener ahorro y una óptima iluminación en los diferentes espacios.

Para iluminar almacenes de grandes superficies es importante implementar luminarias de medianas alturas como una IF DUAL, la cual permite que la luz llegue a todos los rincones del almacén evitando que los productos exhibidos pierdan visibilidad. En casos como empresas, bodegas o lugares con grandes superficies, se requiere de una luminaria con alta capacidad de iluminación especial para grandes medianas alturas como la TRIPLIGHT, la cual gracias a su alto rendimiento permite que el desarrollo laboral en la industria sea más efectivo.

En lugares  como puestos de trabajo, aulas de clase, bibliotecas y salas de reunión se debe implementar una luminaria para medianas alturas como la ALBAR LENS, ya que su iluminación beneficia la visión de los colaboradores, estudiantes o lectores, es decir que evita el agotamiento visual y permite un mejor rendimiento en las actividades que se realizan diariamente en estos lugares.

En los centros hospitalarios y centros penitenciarios, es de carácter primordial una buena fuente de iluminación para evitar incidentes y también para darle vida a todos lugares a través de la luz, en estos casos la IT 100 AQ es indicada ya que sus componentes permiten que su iluminación supla todas las necesidades, además su proceso de instalación es práctico como sobre poner o colgar.

Recuerda que la vida de los LED es dealrededor de 15 veces más que una bombilla tradicional y utilizan un 90% menos de energía, reduciendo considerablemente tu factura.

¿Por qué la tecnología LED es mejor que la luz incandescente, fluorescente y halógena?

La tecnología LED siempre está en constate desarrollo para lograr suplir todas las necesidades lumínicas de cualquier espacio, además su forma de ahorrarnos dinero en las facturas y conservación del medio ambiente, pues gracias a su forma de generar energía sin producir calor, hace que siempre sea la mejor opción para adecuar en cualquier lugar. También su gran variedad de formas y colores permiten decorar interiores y exteriores.

Lo contrario sucede con las bombillas incandescentes, debido que pierden mucha energía liberando calor haciendo que la emisión de luz sea más poca. La cuestión es que su fabricación ha sido prohibida desde hace unos años. Por otra parte, los tubos fluorescentes en su momento se dieron como la mejor opción para reemplazar a las bombillas tradicionales, pero su luz es demasiado blanca, la cual no permite el ambiente deseado en determinados lugares.

Finalmente, las bombillas halógenas tienen su principio de funcionamiento basado en las bombillas tradicionales, aunque estas tienen desarrolladas mejoras para aumentar su eficiencia y funcionamiento, pero estas también liberan calor, aunque no tanto como la halógena. Otra de sus desventajas, es que son muy frágiles.

Evolución del LED

La evolución del LED a través del tiempo ha sido posible gracias al trabajo de diferentes personas, quienes dedicaron sus estudios para potencializar los beneficios de la iluminación con LED.

Inicialmente en el año 1907, el inglés Henry Joseph Round, fue quién descubrió que los materiales inorgánicos podían ser iluminados por medio de una corriente eléctrica, sin embargo, sus estudios quedaron en el olvido hasta el año 1927, donde Oleg Lossew retomó la investigación a la que le llamó “efecto Round” sobre la emisión de luz examinado y estudiando este fenómeno con más profundidad.

En el año 1962 el científico Nick Holonyak desarrolló y lanzó al mercado el primer diodo luminiscente rojo, marcando el nacimiento del LED de producción industrial.

En el transcurrir de la década surgió el LED amarillo y verde, este se multiplico en gran cantidad y para el año 1976 se adaptaron para funciones en telecomunicaciones. Fue entonces como poco a poco se fue perfeccionando los componentes, materiales y efectividad del LED.

Shuji Nakamura en el año 1993 fue quién consiguió el primer LED azul brillante y posteriormente desarrolló el blanco, su comercialización se dio en el año 1997. Aunque en sus inicios su iluminación no era muy potente. Hoy en día su eficacia luminosa logra gran brillo sin generar calor, ahorrando consumo y permitiendo una larga vida útil hasta 25 veces más en comparación a las bombillas tradicionales.

La luz: fuente de bienestar en el trabajo

En un ambiente tan competitivo como el que se vive actualmente, con niveles de exigencia que van en crecimiento y la adaptación a los cambios que los colaboradores deben enfrentar diariamente, el reto de las empresas es crear espacios y ambientes que ayuden a potenciar las capacidades.

La luz es uno de los aspectos a tener en cuenta para mejorar la sensación de bienestar de los colaboradores dado que ésta influye en los biorritmos de las personas e influye en la motivación, en consecuencia en el rendimiento laboral.

Por ejemplo, se sabe que una luz fría, blanca-azulada ayuda al organismo que comienza la jornada laboral, después de almorzar y en horas de la tar, al contrario de la luz cálida, que invita a la relajación.

El diseño e implementación de la luz puede influir tanto positiva como negativamente en el ambiente laboral. De no haber suficiente luz y en el ángulo en el que se requiere, es posible que las personas padezcan de fatiga ocular, cansancio, disminución del rendimiento cognitivo y la capacidad de dar soluciones, especialmente ahora que se trabaja con computadoras la mayor cantidad del tiempo. Esto afecta el humor y las relaciones interpersonales.

Dentro de lo que se debe pensar a la hora de la buena iluminación es el ahorro. Muchas oficinas todavía tienen rudimentarias fuentes de iluminación, lo que hace que el consumo sea mucho mayor. La recomendación general es que se implementen sistemas de iluminación con tecnología LED, amigables con el medio ambiente, con el bolsillo y con la salud de los colaboradores que, sin duda se convierte en un nuevo estándar en el consumo de vatios por metro cuadrado y si se combina con soluciones de controles de iluminación, el ahorro puede alcanzar hasta un 85%.

La iluminación correcta para los centros comerciales

Cuando se habla de iluminación en centros comerciales, se deben tener en cuenta muchos aspectos que hacen parte del valor de la luz. La iluminación sirve para la comunicación y el marketing del lugar. Gracias a la correcta iluminación podemos enviar un mensaje a los clientes

Cada caso es diferente por lo cual la luz también ayuda que se identifique y se diferencie un lugar de los demás, llevándolo a una valorización constante. Además, los centros comerciales son lugares donde las personas pueden llegar a pasar gran parte de su día y es por esto que es indispensable que cumplan una función orientadora, que maximicen la experiencia de compra y ayuden a identificar las zonas del lugar.

La iluminación en los centros comerciales es un trabajo colectivo que busca ponerle valor a la arquitectura y potenciar la imagen del lugar. También, busca que su diseño e instalación faciliten la operación y el mantenimiento en el tiempo. Por último, todos estos elementos buscan la mayor eficiencia energética y el disfrute máximo de los visitantes.

La iluminación que llena de vida museos y galerías de arte

La iluminación hace todo visible, tiene la capacidad de cambiar la percepción de los espacios y cuidar el bienestar de las personas. Estos aspectos se convierten en elementos muy importantes cuando se habla de espacios llenos de arte.

En los museos y galerías de arte se trata siempre de garantizar la calidad de la experiencia visual y procurar la conservación de los objetos de la colección. Se deben tener en cuenta que las obras son variadas y esto requiere que se usen diferentes tipos de luz que mejor enaltezcan sus cualidades.

Los aspectos técnicos a tener en cuenta cuando se habla de iluminación buscan crear el énfasis necesario y correcto para darle el protagonismo a la obra. La luz, como manifestación de la energía en formas de ondas electromagnéticas, es capaz de afectar o estimular la visión. Por esto, siempre es importante considerar los límites exactos de luz sobre cada objeto. Así no solo se disfrutan de más detalles sino que se contribuye al no deterioro de la obra.

Cualquiera que sea la fuente o el tipo de luz seleccionada siempre deben establecerse medidas de protección contra los factores que deterioran y no le dan justicia a los colores o formas de las obras. Siempre teniendo en cuenta la experiencia de los asistentes para que su experiencia sea la mejor posible.

Como la correcta iluminación beneficia el rendimiento escolar

Cuando hablamos de iluminación en las aulas de los colegios estamos hablando de promulgar la seguridad, el confort y resaltar elementos que componen un ambiente de aprendizaje. Las diferentes herramientas para el uso en la educación cuando se habla de iluminación buscan promulgar la concentración y el rendimiento adecuado de los estudiantes.

 

Es importante pensar en una iluminación que no promueva la monotonía y así no se pierda el interés en las labores escolares disminuyendo su rendimiento. En aulas donde la luz natural y el brillo se ajustan para poder tener rangos de visión óptimos podremos lograr efectos psicológicos positivos para desarrollar cualquier tarea dentro del aula.

 

Con sistemas de iluminación óptimos que ayudan no solo a la concentración sino a la velocidad de lectura, se podrá lograr que los estudiantes no solo tengan un mejor rendimiento sino que también puedan se puedan reducir los casos de hiperactividad y la frecuencia de errores. Todos los resultados de la buena iluminación en las escuelas son beneficios que se traducen en el bienestar de los estudiantes.

Beneficios de la óptima iluminación en los hospitales

Cuando se habla de la iluminación en los hospitales se deben tener en cuenta aspectos técnicos como aspectos de comodidad. El enfoque de iluminación busca el confort del paciente, la familia, los visitantes y el equipo médico; usuarios que tienen sus necesidades específicas y que se convierten en uno de los retos “más complicados en iluminación”.

 

Ahora la tendencia es más relajada y se buscan espacios confortables, a partir de la iluminación generar un espacio más agradable, como en un hotel. Siempre se debe pensar y planear la iluminación para para el paciente, que tome en cuenta al visitante así como al equipo médico y sus necesidades particulares.

 

La luz ayuda a reducir los temores, promueve la interacción social y puede servir como expresión espacial de la declaración de misión de un hospital. Creando áreas amables del hospital, una zona donde la gente quiere ir. Estas zonas están orientadas a buscar un mayor confort para los usuarios de estos espacios: salas de especialidad con los requerimientos técnicos cubiertos pero que además pueden crear ambientes y cortesías a través de la iluminación.

 

Es importante recordar que la gestión optimizada de la iluminación tiene un impacto en los costes operativos, ahorra recursos al mismo tiempo que apoya al personal durante sus tareas y tiene un efecto estimulante para compensar la falta de luz natural . En los hospitales se trabajan conceptos de iluminación rentables que no restringen la calidad de vida y la recuperación de los pacientes.

Los beneficios de la buena iluminación en unidades residenciales

Hoy en día existen muchas maneras de poder ahorrar en el gasto de energía en las unidades residenciales o vecindarios. Se pueden hacer grandes ahorros si se adoptan buenos hábitos de consumo sin representar un costo extra.

 

En las comunidades hablamos de diferentes tipos de alumbrado. Este puede ser interior, en donde muchas veces simplemente se necesita es limpiar las lámparas para iluminar mejor o cambiar bombillas por unas que iluminen mejor ahorrando en consumo.
También existe el alumbrado exterior, en este se pueden conseguir ahorros de hasta el 40%, utilizando dispositivos que controlen de forma automatizada el alumbrado. Para las nuevas instalaciones, un correcto diseño del alumbrado puede reducir el consumo hasta en un 75% y hacer los espacios que inviten más a compartir a la comunidad con seguridad.

 

El uso del ascensor es el responsable del mayor porcentaje de consumo eléctrico de una unidad residencial y existen varias formas para poder ahorrar energía y mejorar la eficiencia. Ya sea cambiando el motor del ascensor por otro de mayor eficiencia energética o incorporando un variador de frecuencia y sistemas de detectores de presencia, activando la luz solo cuando alguna persona entre en el ascensor. En muchos casos las personas que vivan en los primeros pisos pueden dejar de usar el ascensor cuando sea posible y así mejoraran su salud subiendo las escaleras.

 

Otras formas de ahorrar energía en las unidades residenciales son la instalación de equipos de microcogeneración, que permiten una adecuada gestión y mantenimiento energético, rehabilitando el edificio y dándole un mejor aspecto. A su vez, la incorporación de energías renovables supone un ahorro del consumo de combustibles fósiles, reduciendo así la factura energética y las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Las ventajas de la buena iluminación industrial

La iluminación industrial es comúnmente asociada a la implementada en bodegas, fabricas, plantas, almacenes y naves industriales. Esta iluminación tiene como finalidad mejorar la visibilidad en este tipo de espacios donde el área a cubrir es muy extensa y los trabajos que se llevan a cabo requieren de unas condiciones muy específicas para poder realizarse de manera adecuada.

 

Las especificaciones que se manejan con este tipo de iluminación requieren de que sea un muy precisas con el fin de evitar cualquier tipo de daño, que puedan ofrecer un ahorro considerable y satisfacer las necesidades de los que laboran en esta área.

 

Existen diferentes tecnologías que pueden ayudar a que los espacios de una fábrica tengan las condiciones adecuadas de seguridad al mismo tiempo que permiten que todos los usuarios puedan realizar sus actividades sin sufrir de calor, falta de visión.

 

Lo importante es tener en cuenta la integridad de las personas que llevan a cabo su trabajo y que la iluminación pueda ser funcional, eficiente, resistente y con gran durabilidad.